Jugar al fútbol y sus beneficios

Aunque el concepto de fútbol ha ido cambiando a lo largo de la historia, desde su origen mantiene una característica común, y es que jugar al fútbol tiene muchos y variados beneficios para la salud.

Veamos algunos de los beneficios de jugar al fútbol:

Frena el aumento de la masa muscular:como cualquier deporte o actividad física, si se realiza con cierta frecuencia (2-3 veces por semana)    y un tiempo mínimo (30 minutos) a un nivel de intensidad medio, ayuda a fortalecer los músculos, sobre todo del tren inferior, y a combatir la    flacidez, un problema que afecta a más del 10 por cien de la población, según estimaciones en los últimos estudios de la OMS.

Mejora la fuerza: la variedad y combinación constante de todo tipo de movimientos cortos y generalmente explosivos, como una entrada -pero ves con mucho cuidado no vaya a ser que te saquen una tarjeta roja directa o un salto, contribuye, entre otros, a mejorar la fuerza de las piernas    y el abdomen. Aunque claro, depende también del nivel al que juegues.

• Te ayudará en los estudios: hacer deporte, como por ejemplo el fútbol, ayudará a que te despejes del estudio o de las actividades que  requieran de un esfuerzo mental elevado. Prueba a, cuando estés atascado, echarle unas cuentas patadas a balón, y verás como al volver todo entra mucho mejor.

Beneficios sociales: al tratarse de un deporte de equipo, favorece las relaciones entre personas, y muchas veces es una terapia para poder salir de esa discusión que no te dejaba o que te impedía hablar con un conocido.

Y es que el  juego necesita de la comunicación constante. Así lo más seguro es que se te olvide.

Estos son algunos de los beneficios que tiene jugar al fútbol. Y tú, ¿qué piensas?

Deja un comentario